Para crear un proyecto debes tener tu idea de negocio, pero antes de lanzarlo al mercado debes revisar cuales serán tus estrategias de negocio, de clientes y de marketing que mejorarán tu estrategia de marketing online.

A estas alturas, ya puedes suponer la importancia y el valor de construir tu presencia online. Y es que como la mayoría de técnicas de marketing online son autoservicio, es fácil perderse entre tanta información.

Y, es que muchos proyectos tienen tanta prisa por aprovechar una oportunidad, que no logran desarrollar una estrategia adecuada. La respuesta no es que un proyecto es digital por el simple hecho de tener presencia online. La clave está en construir una estrategia coherente que convierta en retorno de la inversión.

Por lo tanto, sin no inviertes parte de tu tiempo en pensar en tu estrategia, no solo perderás grandes oportunidades, sino que también es posible que tu proyecto se quede atrás.

Ya que el marketing online es tan amplio, es más fácil considerar tu estrategia como tres estrategias distintas que comparten un objetivo común. Estas tres estrategias cubren tu proyecto, tus clientes y la comercialización.

Para hacerlo, debes conocer todos los detalles de tu proyecto:

  • ¿Cómo quieres ser percibido por tus usuarios?
  • ¿Quién es tu mercado realmente?
  • ¿Cómo usan tus clientes la tecnología?
  • ¿En qué canales crearás tu relación con tus clientes?

Tener una estrategia clara y bien pensada te mantendrá centrado en tu proyecto y evitará las distracciones. Además, te sirve como un mapa a medida que te ayuda a explorar nuevos canales de venta.

Eso sí, al igual que no hay dos proyectos iguales, no hay dos estrategias iguales. Cada proyecto necesita su propia estrategia. El objetivo que debes tener siempre en mente es crear valor compartido. Ya que el valor compartido es cuando los objetivos de tu cliente se superponen con los objetivos de tu negocio. Por lo tanto, toda tu estrategia de marketing debe construirse teniendo en cuenta el valor compartido.

Estrategia de negocio

La primera de las tres estrategias es la estrategia de negocio para tu proyecto. Aquí debes identificar:

  • Misión de tu proyecto: una simple frase debe resumir lo que estás tratando de hacer. Debes usar tu declaración de misión para mantener todo lo demás bajo control.
  • Objetivos: define al menos tres objetivos para tu proyecto. Los objetivos son piezas necesarias para mantener tu proyecto en funcionamiento y, además, mantienen tu identidad de marca. Puede ser, desde vender X cantidad de un producto hasta conseguir un número de suscriptores cada vez mayor.
  • Propuesta de valor: ¿Por qué destaca tu proyecto? ¿Qué lo hace único? ¿Por qué alguien lo elegiría sobre tu competencia? Seleccionará una o dos propuestas de valor para cada uno de los objetivos que te hayas propuesto.
  • Elevator pitch: este pequeño discurso te ayudará a pensar de manera concisa. El marketing online tiene muchos canales que limitan la cantidad de información que puedes comunicar. Por lo que es una buena forma de sintetizar todo tu trabajo realizado hasta ahora de una manera concisa.

Estos cuatro elementos te ayudarán a enfocar tu atención sobre tu proyecto

Estrategia de clientes

Ahora que ya tienes una buena comprensión de tu proyecto, debes entender quién es tu cliente y dónde encontrarlo. Con la estrategia de cliente, intentamos hacer tres cosas:

  • Llegar a la audiencia correcta. Es una pérdida de tiempo y de dinero perseguir a los que no son tus usuarios. Impactar sobre tu audiencia de forma correcta tendrá el mayor retorno de la inversión.
  • Comprenderla. Qué es lo que les motiva en referencia tus objetivos.
  • Entender dónde encontrarás a tus usuarios. Es decir, qué canal de marketing puedes aprovechar para conectar con ellos.

Cuando hablamos de audiencia en marketing online, no nos referimos a una clase especial de consumidores. Aunque la principal diferencia, sin embargo, es que el cliente online tiene el control. Por lo que tienes que ser específico con respecto a quién te estás dirigiendo. Para ello debes ponerte en la mente de tus usuarios objetivo. ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué están intentando lograr? ¿Están en redes sociales? y si es así, ¿en qué red? ¿Son usuarios de blogs? ¿Buscan en Google o visitan una página web en particular?

A partir de aquí, necesitas profundizar y comprender tus objetivos para cada uno de tus grupos de usuarios o segmento de clientes.

Para cada segmento de clientes, debes conocer:

  • ¿Cuál es tu objetivo comercial para este segmento? Estos objetivos son probablemente una versión más específica de tu objetivo comercial general.
  • ¿Cuál es el valor compartido para este segmento? Si recuerdas, el valor compartido es cuando los objetivos de tus usuarios se superponen con los objetivos de tu proyecto.
  • ¿Cuáles son los indicadores de rendimiento clave (KPI)? Los KPIs serán lo que estás midiendo. Podrían ser desde cuántas unidades vas a vender a un segmento de clientes o cuántas visitas recibirás en tu sitio web de dicho segmento de clientes.
  • Por último, debes crear un objetivo. Este objetivo estará directamente relacionado con cada indicador de rendimiento clave.

Estrategia de marketing

Una vez que ya has analizado tu proyecto y tus clientes, ya puedes identificar cómo puedes realizar tu estrategia de marketing online. Como ves, cada estrategia de marketing online se basa en la estrategia que la desarrolla y cada vez se vuelve más específica.

Una estrategia de marketing es en realidad el conjunto de muchos planes individuales, cada uno adaptado a un objetivo concreto para un segmento de clientes específico.

Tu primera estrategia de marketing se debe centrar en el objetivo específico de tu segmento de clientes. A partir de él, debes ver en qué canales puedes acceder a dicho segmento de clientes, para luego desarrollar una idea de marketing en cada uno de esos canales.

Recuerda que el marketing online es un proceso en constante evolución, por lo que debes trabajar para mejorar continuamente tus resultados. A medida que desarrollas un nuevo segmento de clientes, nuevos objetivos y nuevos canales, debes asegurarte de que están cubiertos con tu estrategia de marketing.

Y además, es importante mantener una mente abierta. Ya que a medida que recopiles más datos, podrás acercarte cada vez más a tus objetivos reales. E incluso, también puedes descubrir que tu plan ha sido demasiado agresivo o demasiado conservador.

Resumiendo…

Como ves, hay mucho en qué pensar cuando construyes tu estrategia de marketing online. Por lo tanto debes dedicar tiempo suficiente a investigar para poder comprender mejor tu proyecto, tus clientes y los canales de comercialización disponibles.

De este modo, podrás optar por implementar todas las estrategias disponibles para tu proyecto o ignorar algunas. Ambas son opciones válidas en función de lo que te propongas conseguir. Ya que en definitiva, tu estrategia de marketing es la última pieza de este rompecabezas. Constrúyelo al final de todas tus decisiones y revísalo a menudo.

Y si tienes cualquier duda o pregunta, recuerda que siempre puedes contactar conmigo para ver cómo podemos mejorar tu estrategia de marketing online. Ya sabes lo que dicen… ¡cuatro ojos siempre ven más que dos! Así que… aquí tienes los míos… ????

 

¿Te apetece recibir un pequeño correo electrónico semanal con recomendaciones, tips o enlaces interesantes?

Sí, pues sólo tienes que regístrate a continuación… Cada domingo, envío un correo electrónico con algunas ideas, citas y enlaces a los artículos, podcasts, o libros que revisé esa semana.

¿Olvidaste tu contraseña?