Las innovaciones en los procesos involucran las actividades y operaciones que producen la propuesta de valor de una empresa.

Innovar en este módulo de Actividades Clave del Canvas requiere un cambio radical. Debes alejarte de ese negocio de siempre, para que tu empresa pueda encontrar capacidades únicas, funcionar eficientemente, adaptarse rápidamente y construir la ventaja suficiente para alcanzar el liderazgo en su mercado.

Las innovaciones en los procesos a menudo forman la competencia central de una empresa, y pueden incluir hasta recursos patentados que brinden ventajas durante años o incluso décadas. Idealmente, son la receta especial que tus competidores no podrán copiar nunca.

Otros ejemplos serían la estandarización de los procesos, utilizando procedimientos para reducir el coste y la complejidad de los mismos, o el análisis predictivo, que analiza los datos de desempeño pasados ​​para predecir los resultados futuros, ayudando a las empresas a diseñar nuevos productos, fijar sus precios y garantizar, en consecuencia, la propuesta de valor.

Una innovación de proceso debe incluir una metodología o capacidad que sea sustancialmente diferente y superior a la media de tu industria. Por ejemplo, una vez que tu producción se haya estandarizado, ya no se puede considerar una innovación, a menos que tu forma característica de utilizarla ofrezca una eficiencia y una ventaja de costes inigualables por tu competencia.

¿Cómo detectar posibles innovaciones de proceso?

Algunas preguntas que te pueden ayudar a detectar posibles innovaciones de procesos son:

  • ¿Cuál es la empresa de tu sector o industria que está especialmente capacitada para entregar una mejor propuesta de valor en sus producto o servicios?
  • ¿Los costes variables o el capital de trabajo de tu empresa son sustancialmente más bajos que los de tu competencia o en comparación con la media de tu sector?
  • ¿Tu empresa posee alguna patente en torno a una tecnología, metodología o proceso en particular?

Zara, el ejemplo a seguir

La primera tienda de Zara se abrió en el centro de A Coruña en 1975. Hoy, sus tiendas se cuentan por centenares y están ubicadas en las principales zonas comerciales de las ciudades.

Inditex utiliza un sistema de producción integrado y eficiente de diseño, producción, logística y distribución, que genera tiempos de respuesta tan cortos que permite a los gerentes de sus tiendas mantener el stock de existencias en tienda al mínimo.

Sus diseñadores pueden revisar rápidamente los problemas de producción y responder a las tendencias tan cambiantes del sector de la moda. Sus proveedores y distribuidores están repartidos cuidadosamente por todo el mundo para promover la eficiencia. Lo que hace que el sistema logístico de Zara esté preparado para que el tiempo que pasa entre que se reciben los pedidos en los centros de distribución y que la mercancía se entrega a las tiendas sea lo más corto posible.

Además, sus empleados procesan, casi sin enterarse, un flujo continuo de información desde las tiendas, transmitiendo la demanda y los deseos de sus clientes al equipo creativo de Zara. Esto hace que Inditex pueda utilizar su cadena de suministro a su favor, ya que les permite responder rápidamente a la demanda y las tendencias que puedan surgir en su mercado.

 

¿Te apetece recibir un pequeño correo electrónico semanal con recomendaciones, tips o enlaces interesantes?

Sí, pues sólo tienes que regístrate a continuación… Cada domingo, envío un correo electrónico con algunas ideas, citas y enlaces a los artículos, podcasts, o libros que revisé esa semana.

¿Olvidaste tu contraseña?