Conoce como la usabilidad o la experiencia del usuario puede convertir tu sitio web en un lugar en el que tus usuarios querrán volver una y otra vez.

¿Alguna vez has visitado una web confusa, con enlaces rotos, sin navegación intuitiva o con texto extenso e intrincado? O, por el contrario, ¿has tenido una experiencia web en la que todo funciona, donde todo estaba claro, era fácil e incluso agradable de usar?

Si es así, te has encontrado con los dos extremos del diseño de la experiencia del usuario. Una excelente usabilidad puede deleitar y convertir a tus usuarios. Por el contrario, una mala usabilidad te puede conducir a la pérdida de ingresos y a tener menos posibilidades de que tus usuarios sean recurrentes.

El diseño de la experiencia del usuario es un concepto web difícil de definir, ya que a menudo es un claro ejemplo de ‘lo sabes cuando lo ves’.

Un sitio web convencional debe ser confiable, funcional y apropiado, pero un sitio web con una gran usabilidad debe ser agradable de usar y convertirse en una experiencia que valga la pena compartir.

En la práctica cada sitio web, proyecto, audiencia o contexto específico puede ser diferente, pero el principio sigue siendo el mismo: ofrecer una gran experiencia a tus usuarios y facilitarles la conversión hacia el objetivo deseado.

Comprender el diseño UX

La experiencia del usuario (UX) se puede definir como todas las experiencias (físicas, sensoriales, emocionales y mentales) que tiene una persona cuando interactúa con una herramienta digital.

El campo de la usabilidad está lleno de jerga que suena similar, así que aquí vamos con una pequeña guía rápida de los términos que debes conocer.

  • La experiencia del usuario (UX) es la satisfacción general que obtiene un usuario al interactuar con tu proyecto digital.
  • El diseño de la experiencia del usuario (UXD, a veces UED) es el proceso de aplicar los principios, técnicas y características ya probadas a un proyecto digital para crear y optimizar la experiencia del usuario.
  • El diseño centrado en el usuario (UCD) es la filosofía de diseño que prioriza las necesidades y deseos del usuario por encima de todo, y coloca al usuario en el centro de toda la experiencia. Esto normalmente implica la investigación y los tests con usuarios reales de tu sitio web.
  • La interfaz de usuario (UI) es la parte del proyecto o plataforma que está orientada al usuario: sería la parte del sitio web, la aplicación o herramienta con la que el usuario interactúa.
  • En líneas generales, la usabilidad significa que tu proyecto digital es fácil de usar y es eficiente con los mínimos recursos posibles.

La experiencia del usuario (UX) para proyectos online se puede dividir en dos amplias categorías:

  • UX funcional: cubriría los elementos de la experiencia del usuario que se relacionan con el uso real del sitio web, como los elementos técnicos del diseño como la navegación, la búsqueda y los enlaces.
  • UX creativa: sería el llamado factor ‘sorpresa’ que cubre los elementos visuales y creativos.

Hay seis cualidades que conforman una buena experiencia del usuario:

  • Capacidad de búsqueda: ¿puedo encontrarlo fácilmente? ¿aparece arriba en los resultados de búsqueda?
  • Accesibilidad: ¿puedo usarlo cuando lo necesito? ¿funciona en mi teléfono o con una conexión a Internet lenta? ¿puedo usarlo como una persona con alguna discapacidad?
  • Deseabilidad: ¿quiero usarlo? ¿es una experiencia agradable o no me gusta iniciar sesión?
  • Usabilidad: ¿es fácil de usar? ¿las herramientas que necesito son intuitivas y fáciles de encontrar?
  • Credibilidad: ¿confío en este sitio web? ¿es legítimo?
  • Utilidad: ¿me aporta valor? ¿me da algo a cambio del tiempo que paso en él?

Principios básicos del diseño UX

Diseño centrado en el usuario

Aunque pueda parecer algo obvio, es sorprendente la frecuencia con la que se olvida al usuario en la experiencia del usuario. Los propietarios de negocios, los especialistas en marketing y los desarrolladores web muchas veces se centran en crear las plataformas web que ellos desean y que piensan que son las mejores, en lugar de preguntarse realmente lo que sus usuarios necesitan.

Al diseñar tu sitio web para tus usuarios, debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Quiénes son mis usuarios?
  • ¿Cuáles son sus deseos y necesidades dentro de mi proyecto?
  • ¿Por qué el usuario realmente viene a mi sitio web?
  • ¿Cuáles son sus capacidades, sus habilidades web y la tecnología de la que disponible?
  • ¿Qué características del sitio web facilitarían y mejorarían su experiencia de usuario?

Y aunque muchos de tus usuarios pueden no saber ni siquiera cuáles son sus deseos y necesidades, tu trabajo es descubrirlos a través de la investigación e interpretarlos de la mejor manera posible.

Usabilidad y convenciones

La usabilidad trata de hacer que tus proyectos digitales sean fáciles de usar e intuitivos. Uno de los aspectos más importantes de la usabilidad consiste en apegarse a las convenciones estándar, que son simplemente reglas o formas de mostrar o estructurar cosas en tu web. Las principales convenciones incluyen:

  • Enlaces de color azul y subrayados
  • Menú de navegación en la parte superior derecha de tu página web
  • Tu logo debe estar en la esquina superior izquierda, y siempre debe estar vinculado para llevar al usuario a la página de inicio
  • Campo de búsqueda colocado en la parte superior de tu página, usando palabras estándar como «búsqueda» o un icono de lupa.

Asegúrate de que todos los elementos de tu sitio web (como menús, logos, colores y diseño) sean fáciles de encontrar y se mantengan constantes durante todo tu sitio.

Otras claves que debes tener en cuenta para «no hacer» cuando construyas tu proyecto online:

  • Nunca cambies el tamaño de la ventana o inicies tu web con una ventana emergente.
  • No utilices páginas de entrada o de presentación. Es decir, una página a la que los visitantes del sitio llegan
  • primero antes de entrar a la propia página de inicio.
  • Nunca tu sitio completamente en Flash: la mayoría de las arañas de los motores de búsqueda no pueden rastrear los sitios realizados en Flash. Y además, los sitios en Flash ya no funcionan en muchos dispositivos móviles.
  • No distraigas a tus usuarios con ‘luces de Navidad’ (imágenes parpadeantes, luces intermitentes, sonido automático, texto con desplazamiento, fuentes inusuales, etc.).

Simplicidad

En los proyectos de UX, la opción más simple es casi siempre la mejor, la más fácil de usar. Aunque tu servicio o producto pueda ser complejo, eso no significa que tu proyecto web tenga que serlo. De hecho, es importante que recuerdes que la mayoría de los clientes solo necesitan la información más básica sobre tu proyecto, como ¿qué es esto? y ¿cómo funciona?»

La simplicidad puede significar varias cosas:

  • Espacio vacío. En términos de diseño, esto se conoce como espacio negativo o blanco. Aunque, por supuesto, no tiene que ser necesariamente blanco. El texto oscuro sobre un fondo claro es más fácil de leer. En general, cuanto más «aire» haya entre los elementos de la página, más fácil será para el usuario entender dónde está todo.
  • Menos es más. Cuando tus usuarios tengan que tomar decisiones, hay mucha psicología en juego. Preocuparse por tomar la decisión correcta. La confusión y la duda sobre las opciones. La parálisis por indecisión y mucho más. Las personas que se enfrentan a menos opciones generalmente eligen más rápidamente y con mayor nivel de confianza. Lo que posteriormente les hace estar más satisfechas con su decisión.
  • Lenguaje simple. A menos que tu sitio web esté dirigido a un sector muy técnico altamente especializado, generalmente no necesitas utilizar un lenguaje complicado. Un lenguaje claro, simple y bien estructurado es la mejor opción para crear una gran experiencia de usuario.
  • Cumple con las convenciones. Como hemos visto antes, las convenciones son pequeñas pautas para mantener las cosas simples para tus usuarios. No es necesario que reinventes la rueda y trates de enseñar a tus usuarios una forma nueva de navegar por tu sitio web.

Credibilidad

La credibilidad significa qué tan confiable y legítimo se ve algo. Es una gran consideración para tus usuarios cuando deciden utilizar tu sitio web o no. Estas son algunas de las señales que los visitantes reconocen para determinar la credibilidad de un sitio web:

  • Apariencia: ¿se ve profesional y bien diseñada?
  • Dirección y número de teléfono: fáciles de localizar. Ya que aseguran a tus visitantes que hay personas reales detrás del sitio web, y que tienen fácil acceso a ellas.
  • Página de Quiénes somos: tus clientes quieren conocer el funcionamiento interno de tu proyecto. Están especialmente interesados ​​en conocer más sobre las personas que hay detrás. Incluye fotos reales y huye de las fotos de banco de imágenes para dale personalidad a tu sitio.
  • Testimonios genuinos: es una excelente manera de mostrar a tus clientes potenciales lo que tus clientes actuales piensan sobre tu proyecto. La confianza es vital, y esta es una forma genial de alentarla. Pide siempre permiso a las personas que han cedido su testimonio. Y enlaza siempre con la fuente donde se ha depositado dicho testimonio para generar mayor nivel de credibilidad.
  • Logos de asociaciones y premios: si perteneces a alguna asociación relevante o has ganado algún premio o certificación, inclúyelos. Esto no solo te ayudará a establecer tu credibilidad. Sino que te mostrará que estás en lo más alto de tu sector. Un punto por encima de tu competencia.
  • Enlaces a terceros: esta es una forma fácil de reforzar tu credibilidad. Al referenciar a terceros desde tu propia web, demuestras a tus usuarios que priorizas su experiencia de usuario. Incluso, aunque dicho enlace suponga una oportunidad de salida de tu web para dicha visita.
  • Contenido fresco y actualizado: una sección de noticias que se actualizó por última vez hace un año implica que no ha pasado nada desde entonces. O peor, que a nadie le importa lo suficiente para actualizarla.
  • Sin errores: los errores ortográficos y gramaticales son poco profesionales. Aunque la gran mayoría de los lectores no los detecta, los que sí lo hagan cuestionarán tu credibilidad. Esto también se extiende a enlaces rotos, herramientas que funcionan mal o elementos interactivos que no funcionan como deberían.

Los beneficios de UX

Existen beneficios reales y tangibles al aplicar el diseño de la experiencia del usuario a tu estrategia de marketing online.

Una buena experiencia de usuario es una excelente manera de diferenciarse en el mercado y darte una ventaja competitiva. Si tu proyecto online es fácil, divertido, intuitivo y sorprendente de utilizar, tus usuarios no tendrán ningún motivo para buscar en otro lado.

La investigación y diseño de UX te permite encontrar la mejor solución para tus necesidades. Cada proyecto, sitio web o servicio online es único de alguna manera. Por lo que la forma en que está configurado también debe ser única.

El cliente ideal es un cliente feliz. Los usuarios a los que les guste la experiencia que les brindas se convertirán en usuarios fieles. E incluso en evangelizadores de tu marca.

La aplicación de los principios de UX que hemos visto, significa que puedes hacer que tu proyecto online funcione antes, con una funcionalidad mucho mejor, a un coste menor. Ya que puedes recortar características y elementos que simplemente no necesitas, y centrarte en la experiencia básica del usuario. Este proceso de desarrollo optimizado te conduce hacia un sitio más fácil y económico de mantener y actualizar.

Resumiendo…

Cómo ves, el diseño de la experiencia del usuario aborda tantos aspectos del marketing online que es difícil enumerarlos todos. Está vinculado directamente con la fase de estrategia e investigación. Y también, todas las disciplinas de desarrollo web, diseño y redacción de contenidos.

La experiencia de usuario que brinda tu proyecto online incide directamente en tus resultados de ventas y conversiones. Por lo que seguir los principios básicos del diseño UX no debería ser un plus, sino algo imprescindible. Ya que no supone un sobreesfuerzo de diseño ni de presupuesto. Si quieres mejorar la usabilidad de tu proyecto y no tienes claro por dónde empezar, recuerda que puedes contactar conmigo. Juntos estudiaremos tu proyecto, tus usuarios y tu competencia. De este modo haremos que tu sitio web comience a tener un diseño centrado en el usuario. 😉

 

¿Te apetece recibir un pequeño correo electrónico semanal con recomendaciones, tips o enlaces interesantes?

Sí, pues sólo tienes que regístrate a continuación… Cada domingo, envío un correo electrónico con algunas ideas, citas y enlaces a los artículos, podcasts, o libros que revisé esa semana.

¿Olvidaste tu contraseña?