Si tu página web es el mayor activo de tu estrategia de marketing online… ¿Por qué la abandonas? Hoy repasamos algunas claves qué hacen que tu página web sea efectiva y se convierta en el motor de tu proyecto.

Tu página web es una parte fundamental de tu estrategia de marketing online. Ya que puede servir como escaparate para mostrar toda la información de tu proyecto, o el destino final donde un usuario se convierte en una venta.

Por lo tanto, tu web es una oportunidad para que tus usuarios descubran qué hace que tu proyecto sea único, para que encuentren la información que están buscando o para guiarlos en su decisión de compra.

Puede que tengas todo tipo de campañas en marcha, anuncios en AdWords, publicaciones en Facebook o Twitter o, artículos en tu blog. Pero todo esto sólo atraerá nuevos usuarios que finalmente terminarán en tu página web. Por lo que todo el cuidado que pongas en tu sitio web hará que se convierta en tu propiedad digital de mayor valor.

Los usuarios en Internet suelen ser caprichosos. Están acostumbrados a que las cosas funcionen bien. Y esperan que la información que buscan esté disponible y sea precisa. Cuando esto no se produce se decepcionan, y tu pierdes credibilidad como marca que interactúa con ellos.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que la experiencia de tus usuarios sea lo suficientemente buena? Vayamos por partes.

Una página web efectiva es simple, está bien pensada y es funcional. Debe ser intuitiva y debe eliminar todas las barreras para que el usuario pueda lograr sus objetivos sin esfuerzo. A medida que evalúas tu sitio web actual, hazte las siguientes preguntas:

¿Está adaptada para dispositivos móviles?

La cantidad de personas que utilizan sus dispositivos móviles para navegar por Internet es cada vez mayor. Así que el diseño mobile-first debes tenerlo siempre en mente.

¿Se visualiza correctamente en todos los navegadores web modernos?

Si tu página web se ve de una forma en Safari para Mac, y de otra manera distinta en Chrome para PC, realmente no estás controlando la experiencia del usuario.

¿Respondes todas las preguntas que tus usuarios tienen o puedan tener?

Una buena práctica aquí es anotar todas aquellas dudas que tus clientes preguntan por teléfono, correo electrónico o por cualquier otra vía que poseas y verificar si esas respuestas se encuentran fácilmente en tu web. Y si no lo están, debes poner esa información de forma visible en tu página web.

¿Refleja tu marca?

En los primeros segundos, el usuario decide qué le transmite tu web. Por lo tanto, debes asegurarse de que la esencia de tu marca o proyecto se transmita en tu web. Comprueba que tu logotipo, descripción, tipografías y esquema de colores reflejan la personalidad de tu marca, para que la primera impresión de tu usuario sea consistente.

¿Está actualizada?

No hay nada es peor en una web que encontrarse información desactualizada. Crea incertidumbre en los usuarios, así que asegúrate de mantener actualizada la información. Y si tiene un blog, se constante y respeta la regularidad de tus publicaciones.

¿Todos tus productos y servicios son fáciles de encontrar?

De nada sirve todo el esfuerzo de posicionamiento que estés haciendo para colocar tus productos y servicios en Google, si cuando un usuario llega a tu web no es capaz de encontrar lo que estaba buscando. La arquitectura de tu web y cómo se categoriza toda la información es algo que debes realizar teniendo en mente a tus usuarios..

¿Todas tus políticas de usuario son fáciles de encontrar?

Si realizas envíos y aceptas devoluciones, ¿tus usuarios pueden comprender el proceso con claridad? ¿Saben cuánto tarda el envío? ¿Cuánto pueden esperar para realizar una devolución? Debes proporcionar toda esta información, así como un sistema de feedback para que el usuario siempre sepa en qué momento se encuentra del proceso.

¿Estás orgulloso o celoso?

Por último, uno de los mejores métodos para evaluar tu web es ¿cómo te comparas con tus competidores? Si estás orgulloso quizá tengas poco que revisar en tu web, pero si estás celoso, es probable que haya llegado la hora de tu sitio web a fondo.

Resumiendo…

Aprovecha la relación con tus clientes para obtener feedback sobre tu sitio web. Pregúntales qué les gusta, qué no les gusta y cualquier idea de mejora que se les ocurra.

A medida que avanzas en la creación de tu página web efectiva, también es recomendable escuchar la opinión de alguien fuera de tu círculo. Así que si quieres que te aporte mi feedback sobre tu sitio web, no tienes más que contactar conmigo y te aportaré mi valoración para que pueda servirte de ayuda.

Recuerda que tu página web es la pieza más valiosa de tu estrategia de marketing online, así que tómate tu tiempo y realiza una evaluación honesta y exhaustiva. ¡No te lo pienses! ¡No tienes nada que perder, pero mucho por ganar! 😉

 

¿Te apetece recibir un pequeño correo electrónico semanal con recomendaciones, tips o enlaces interesantes?

Sí, pues sólo tienes que regístrate a continuación… Cada domingo, envío un correo electrónico con algunas ideas, citas y enlaces a los artículos, podcasts, o libros que revisé esa semana.

¿Olvidaste tu contraseña?