Tener tu WordPress funcionando como el primer día requiere de mantenimiento. Aprende como debes realizar las actualizaciones para no llevarte ninguna sorpresa desagradable.

Si estás empezando a trabajar con tu página en WordPress y no sabes muy bien de qué va todo esto de las actualizaciones… O si ya sabes en qué consisten pero cada vez que tienes que realizar una te echas a temblar… Hoy vemos en qué consisten las actualizaciones de WordPress y cómo realizarlas de forma segura para no poner en riesgo tu proyecto. ¡Vamos allá!

¿Por qué hay que actualizar WordPress?

Es la pregunta básica. Hace años cuando una web se desarrollaba en Html o Flash, una vez que se subía al servidor, el único mantenimiento que requerían era actualizar sus contenidos.

Pero a diferencia de las webs de hace años que todavía se encuentran en Internet, WordPress es un CMS (content management system) y a la vez un framework. Hace unas semanas veíamos las razones para elegir WordPress como CMS, y entre ellas destacaba la característica de que WordPress es un software de código abierto.

Esto significa que hay una una gran comunidad de desarrolladores mejorando y ampliando sus funciones constantemente. Estas mejoras y ampliaciones de funciones son las que producen las distintas actualizaciones. Tanto del propio core de WordPress como de los distintos plugins y themes.

A su vez, que WordPress sea el CMS con mayor cuota de mercado a nivel mundial hace que cada vez haya más proyectos basados en su software. Lo que supone más desarrolladores trabajando con él e incorporando nuevas mejoras. Por lo que esta espiral de los últimos años ha favorecido la salida de actualizaciones continuas en WordPress.

Pero te estarás preguntando… ¿qué mejoran estas actualizaciones? Pues bien, las actualizaciones tanto de WordPress, como de plugins y themes se realizan por tres motivos:

Mejorar la seguridad

Cuando algún miembro de la comunidad WordPress descubre algún bug en el core de WordPress, lo puede reportar a través del Trac de WordPress. Este sistema, es simplemente un sistema de tickets de soporte en el que se van recogiendo todas las incidencias detectadas en el core de WordPress. Una vez analizadas y procesadas, se decide su implantación o no en la siguiente actualización.

Por ello, en muchas de las actualizaciones se corrigen las vulnerabilidades que han sido encontradas por la comunidad. Por lo que como puedes suponer, actualizar tu versión de WordPress hace que tu instalación esté libre de agujeros de seguridad.

Corrección de errores

Muchas de las modificaciones que se envían al Trac de WordPress no están relacionadas con brechas de seguridad. Si no que simplemente hacen referencia a errores o funcionamientos anómalos que se pueden producir en las instalaciones de WordPress.

Date cuenta, que no hay dos instalaciones de WordPress iguales. Cada una tiene su configuración de servidor particular, su theme y sus plugins correspondientes. Y la suma de todos estos factores pueden funcionar sin problema o dar algún error por algún sitio.

La comunidad reporta estas incidencias o incompatibilidades entre componentes de WordPress para que la experiencia para el usuario final sea agradable y sin sobresaltos.

Nuevas funcionalidades y mejoras

Por último, WordPress se actualiza para añadir nuevas características y funciones para el usuario. Si WordPress no hubiera evolucionado desde su salida, y no se hubiese ido modificando con los años según la demanda de la comunidad, probablemente hoy no existiría.

Aspecto de la ventana de login de WordPress 1.0
Aspecto de la ventana de login de WordPress 1.0

Por eso, tras las actualizaciones también se encuentran nuevas funcionalidades o mejoras de las existentes, que mejoran su desempeño como CMS.

¿Cómo actualizar WordPress de forma segura?

Tras analizar brevemente porqué tienes que actualizar tu instalación de WordPress, ahora vamos a ver como hacerlo correctamente. Porque a diferencia de las matemáticas, en este caso el orden de los factores sí puede alterar el resultado.

Backward compatibility y la numeración de versiones

Cuando hablamos de las actualizaciones de WordPress y de sus plugins y themes debemos hablar de una propiedad importante: backward compatibility.

La compatibilidad con versiones anteriores (backward compatibility) es una propiedad de WordPress que permite el funcionamiento con una versión antigua.

Es decir, que cuando instalas la nueva versión de un plugin que corrige funciones para adaptarse a una nueva versión de WordPress, éste debería ser compatible también con todas las versiones anteriores.

Del mismo modo, cada actualización de WordPress, al ser backward compatible, no puede eliminar funcionalidades vitales del core de WordPress. Para evitar que los distintos plugins y themes dejen de funcionar correctamente.

Lógicamente, aunque la comunidad y la WordPress Foundation vigilan para que no se rompa esta compatibilidad con versiones anteriores, en ocasiones no ha sido posible mantenerla. Lo que ha producido bastantes dolores de cabeza en todo el mundo.

Por otra parte, la numeración de versiones te indica la importancia de la actualización que vas a realizar en tu instalación de WordPress. Existen dos tipos principales:

  • Una actualización mayor se identifica por los dos primeros dígitos de la versión. Por ejemplo, la versión 5.0 corresponde a un lanzamiento importante. Las actualizaciones mayores añaden nuevas funciones para el usuario o a la API de WordPress.
  • Una actualización menor se identifica por el tercer dígito de la versión. Por ejemplo, la versión 4.9.1 es una actualización menor. Las actualizaciones menores se destinan a correcciones de errores y mejoras que no añaden nuevos archivos a tu instalación de WordPress.

Dicho todo esto, vamos a ver el orden en el que debes actualizar tu instalación de WordPress.

Paso 1: copia de seguridad

Lo primero de todo, y antes de tocar nada, debes hacer una copia de seguridad de tu instalación de WordPress. ¿Por qué? Porque nunca vas a tener la seguridad al 100% de que todo vaya a salir bien. Y en el caso de que algo salga mal, siempre podrás respaldar tu copia de seguridad y dejar tu web como si no hubiera pasado nada.

De hecho, no solo debes hacer una copia de seguridad. Si no que también deberías haber practicado ya en alguna ocasión como recuperarla. Por eso te recomiendo que hagas una copia de seguridad de tu web y la respaldes cuando estés tranquilo y no estés actualizando nada.

Porque mucha gente hace copias de seguridad de su WordPress, pero poca gente sabe como reinstalar esas copias de seguridad. Y en el momento en el que algo sale mal, cuando los sudores fríos te corren por la frente y empiezas a hiper ventilar, el haber practicado como respaldar tu copia de seguridad no te hará perder todo el día.

Paso 2: plugins

Bien, una vez tengas tu copia de seguridad creada y vayas a realizar una actualización de tu instalación de WordPress debes empezar actualizando los plugins. ¿Por qué? Básicamente porque los plugins controlan las funcionalidades de tu web, por lo tanto, ante una actualización del core de WordPress, debes asegurarte de que tus plugins son plenamente compatibles con la nueva versión de WordPress.

Por lo tanto, el primer paso hacia tu instalación actualizada pasa por actualizar tus plugins. Pero ojo, hemos visto antes la numeración de versiones y los tipos de actualizaciones. Cuando tenemos una actualización menor, normalmente podremos actualizarla sin problemas. Pero cuando estamos hablando de una actualización mayor, quizá debas esperar unos días hasta comprobar que el resto de los usuarios de la comunidad no haya dicho nada al respecto.

No serías el primero que actualiza un plugin con una actualización mayor y de repente la web completa se cae. Espera un par de días, una semana, dependiendo de lo vital que sea el plugin para tu proyecto. Mira qué se dice en Twitter, en los foros oficiales de WordPress, y si no hay ninguna señal de alarma, adelante.

Paso 3: theme

Una vez que tienes tus plugins actualizados, puedes actualizar tu theme si hay una actualización disponible. Normalmente los themes que incluyen funcionalidades (que no debería ser así ya que deberían ir en un plugin) se suelen actualizar a menudo. Si es este tu caso, asegúrate que tienes actualizados todos los plugins que necesita el theme para funcionar. Porque si no, lo más probable es que tu web deje de verse correctamente.

Paso 4: WordPress

Y por último, si has completado los pasos anteriores, estarás en disposición de actualizar tu core de WordPress. Al hacer esta secuencia de plugins, theme y core no deberías tener ningún problema, ya que en teoría se estaría siempre respetando la filosofía backward compatibility. Pero como ya hemos visto antes, en algunas actualizaciones no ha habido más remedio que romperla. Por lo tanto, para esos casos lo más importante es tener una copia de seguridad que puedas respaldar.

Resumiendo…

Actualizar tu instalación de WordPress no es un proceso complicado. Pero si necesitas saber el porqué de las cosas para no hacerlo a lo loco. Del mismo modo, el sentido común te dirá si debes realizar la actualización el día que ha aparecido en tu Escritorio o necesitas esperar unos días.

Como siempre, todo depende de la importancia de la actualización y de lo vital que sea para tu proyecto. Pero siguiendo estas recomendaciones básicas que hemos visto hoy, estarás preparado para afrontarlas sin problema. Tan sólo debes recordar la secuencia: copia de seguridad, plugins, theme y WordPress. ¡Fácil! ¿no?

Pero si no quieres ningún tipo de preocupación, puedes despreocuparte con mi servicio de mantenimiento WordPress. Y si algún día, alguna actualización se rebela y necesitas recuperar tu web, acude a mis Urgencias WordPress y te ayudaré a solucionarlo. Pero lo más importante, tanto si lo haces tú mismo como si recurres a servicios externos, es que actualices tu WordPress… porque al final será tu proyecto el que sufra las consecuencias… ¿estás dispuesto a permitirlo? 😉

 

¿Quieres mejorar tu WordPress?

Accede a mi directorio de herramientas (actualmente tienes disponibles 1109 herramientas) y haz que tu proyecto suba de nivel de forma fácil y rápida.

Acceder

¿Olvidaste tu contraseña?