Si quieres añadir nuevas funciones a tu WordPress… sólo tienes un camino. Hoy vemos como los plugins pueden ayudarte a mejorar tu web.

Esta semana vamos a ver una de las características que hacen que WordPress sea un CMS tan polivalente y cada vez más extendido. Se trata de los plugins. Esas extensiones o módulos que te permiten incluir en tu web prácticamente cualquier funcionalidad. ¡Vamos con ellos!

¿Qué es un plugin?

Lo primero de todo es ver que es exactamente un plugin. Los plugins son pequeñas extensiones de código que te permiten incorporar distintas funcionalidades que no vienen por defecto en tu WordPress.

Estas extensiones de código son desarrolladas por desarrolladores externos y podrás encontrar una gran cantidad de plugins para una misma función. La clave está en elegir la correcta para lo que estás buscando. Por ello, gran parte del trabajo de un desarrollador o implementador WordPress consiste en conocer qué plugin hace qué y cómo.

¿Cómo añadir un plugin a tu WordPress?

Te estarás preguntando como puedes añadir los distintos plugins a tu WordPress. O mejor aún, ¿de dónde sacarlos? Bien, vayamos por partes. Puedes encontrar plugins de múltiples formas.

La opción recomendable es buscarlos a través del repositorio oficial de plugins de WordPress. Esta opción es la más segura, ya que todos los plugins que aparecen en el repositorio oficial de WordPress han pasado un examen para ser publicados en dicho repositorio.

El panel de plugins instalados te permite controlar los plugins de tu instalación de WordPress
El panel de plugins instalados te permite controlar los plugins de tu instalación de WordPress.

Bien es cierto, que sólo se comprueba la viabilidad del plugin en el momento de su publicación. Pero si el desarrollador ha realizado modificaciones o actualizaciones, puede que haya alguna incompatibilidad con otro plugin o con el propio WordPress. ¿Cómo detectarlo entonces?

Muy simple, a través de la propia comunidad de WordPress. Todos los usuarios de WordPress pueden hacer valoraciones y comentarios de los distintos plugins en el repositorio de WordPress. Por lo que si un plugin, tiene algún bug, seguramente será reportado por algún usuario y puesto en conocimiento del resto. Por lo tanto, fíjate en las valoraciones de un plugin antes de instalarlo en tu WordPress.

Plugins instalados

El panel de plugins instalados recoge todos aquellos plugins que están instalados en tu WordPress. Y es que antes de continuar, debemos hacer una distinción entre plugin instalado y plugin activado.

  • Plugins instalados son todos aquellos plugins que hayas instalado por alguno de los dos métodos que veremos a continuación. Bien a través del repositorio oficial de WordPress o añadiendo a tu instalación un plugin premium.
  • Plugins activados son aquellos plugins que además de estar instalados en tu web, están funcionando en tu web. Por lo tanto, un plugin puede estar instalado pero no hacer ninguna función sobre tu WordPress. Para que el plugin se ejecute es necesario activarlo en tu instalación.

Filtros

Al igual que en los paneles de comentarios y plantillas de tu WordPress, el panel de plugins instalados de WordPress te permite filtrar los plugins de tu WordPress según las siguientes agrupaciones:

Los filtros te permiten encontrar de forma fácil los plugins que tienes instalados en tu WordPress
Los filtros te permiten encontrar de forma fácil los plugins que tienes instalados en tu WordPress.
  • Activos: muestra solamente los plugins que están ejecutándose en tu instalación de WordPress.
  • Actualización pendiente: filtra aquellas extensiones en las que su desarrollador ha liberado una actualización. Lógicamente, por motivos de seguridad y estabilidad de tu WordPress, deberás actualizar tus plugins para que no tengas ninguna vulnerabilidad en el código de tu web.
  • Imprescindibles: son aquellos plugins que el desarrollador ha establecido que se carguen el la carpeta mu-plugins de tu instalación de WordPress. Estos plugins se cargan antes que cualquier otro plugin y normalmente suelen contener funcionalidades vitales para tu web.
  • Dependientes: en algunas ocasiones puedes tener algún plugin que dependa de otro para su funcionamiento. En esos casos, tendrás disponible esta opción de filtro, aunque no sean muy habituales.

Búsqueda

Si en tu instalación de WordPress tienes tantos plugins instalados que no encuentras el que buscas, puedes utilizar el buscador que tienes disponible a la derecha de la barra de filtros. Tan solo tienes que indicar el nombre del plugin que estás buscando y WordPress lo buscará por ti en tu listado sin fin 😉

Acciones en lote

En muchas ocasiones, y sobre todo si tienes bastantes plugins en tu WordPress, las acciones en lote te librarán de monótonas tareas repetitivas. Tan solo tienes que seleccionar los plugins sobre los que quieres aplicar alguna de las siguientes acciones y confirmar tu selección.

  • Activar: activa o pone en ejecución los plugins instalados que hayas seleccionado.
  • Desactivar: desactiva o para la ejecución de los plugins que hayas seleccionado.
  • Actualizar: lanza el proceso de actualización de los plugins que hayas seleccionado y tengan una actualización pendiente.
  • Borrar: elimina de tu instalación de WordPress los plugins que hayas seleccionado.

Añadir nuevo

Vale Ángel… ¡Todo esto está muy bien! Pero, ¿cómo añado un plugin nuevo a mi WordPress? ¡Vamos a ello!

El primer camino que puedes tomar es instalar alguno de los más de cuarenta y nueve mil plugins gratuitos que existen en el repositorio oficial de plugins de WordPress. Para ello, solo tienes que hacer click en el botón Añadir nuevo, para acceder al buscador de plugins del repositorio.

El panel de añadir plugins te permite añadir cualquier plugin del repositorio oficial de WordPress
El panel de añadir plugins te permite añadir cualquier plugin del repositorio oficial de WordPress.

 

En el panel de Añadir plugins dispones de los siguientes filtros para encontrar el plugin acorde a lo que necesites:

  • Destacados: te muestra una selección de 6 plugins escogidos por el propio WordPress.
  • Populares: lista todos aquellos plugins que han sido valorados por los usuarios en el repositorio de WordPress.
  • Recomendados: te proporciona un listado con sugerencias basadas en los plugins que has instalado tú y otros usuarios.
  • Favoritos: te muestra aquellos plugins que hayas marcado como favoritos con tu cuenta de WordPress.com.

Al igual que hemos visto en otros paneles de WordPress como el de themes, de medios o el de comentarios, en el panel de plugins también puedes realizar búsquedas para encontrar un plugin en concreto a través del buscador incorporado en la parte derecha de la pantalla.

Subir nuevo plugin

Si no encuentras nada que te guste en el repositorio, o has comprado un plugin premium en algún marketplace puedes instalarlo, haciendo click en el botón Subir plugin de la parte superior del panel Añadir plugins.

Para añadir cualquier plugin a tu instalación de WordPress tan sólo tienes que arrastrarlo al botón Subir archivo
Para añadir cualquier plugin a tu instalación de WordPress tan sólo tienes que arrastrarlo al botón Seleccionar archivo.

Tan sólo tienes que arrastrar el archivo comprimido de tu plugin premium que hayas descargado sobre el botón Seleccionar archivo o buscarlo en tu equipo para subirlo e instalarlo.

Una vez que hayas subido tu plugin premium o hayas instalado un nuevo plugin del repositorio, tan sólo tendrás que activarlo. Para ello tienes el botón Activar que hay sobre cada plugin instalado en tu WordPress. ¿Fácil, no?

Trabajando con plugins en WordPress

Si hay algo bueno en todo esto, es que a través de los plugins puedes completar tu instalación de WordPress con las funcionalidades que necesites. Esta facilidad de añadir y ejecutar distintos plugins se puede llegar a convertir en un vicio. Es por esto que debes tener en cuenta algunas consideraciones.

Menos es más

No hay ninguna regla escrita que te impida instalar tantos plugins como quieras. De hecho yo he llegado a ver instalaciones de WordPress con 40 y 60 plugins activos, funcionando sin ningún problema de rendimiento. ¿Entonces? Muy simple. Las probabilidades de tener problemas de rendimiento o incompatibilidades aumentan cuanto más plugins tienes instalados en tu WordPress.

Cuantos más plugins tienes instalados y activados, más fragmentos de código se estarán ejecutando en tu web. Ésto, por si mismo, no debería ser ningún problema. Pero cómo esté programado cada fragmento de código si puede influir en el rendimiento de tu web. Por lo tanto a mayor número de plugins, mayor probabilidad de sobrecarga de funciones en tu web.

Si hablamos de incompatibilidades, es más fácil que un plugin choque con otro si hay otros 40 activados en la misma instalación. Mientras que en otra web que sólo haya cinco plugins, las probabilidades de incompatibilidad son mucho menores.
Por último, para evitar todos estos problemas, además de utilizar el número mínimo de plugins posibles, también deberías vigilar la calidad de las extensiones que instalas en tu WordPress. Lógicamente, los plugins de desarrolladores especializados o con un número alto de instalaciones siempre estarán más vigilados y producirán un número de fallos menor.

Para comprobar la calidad de un plugin en el repositorio oficial, fíjate en la siguiente información:

En la descripción de cada plugin puedes encontrar su autor, número de instalaciones, opiniones, cuando ha sido actualizado por última vez y la versión de WordPress compatible
En la descripción de cada plugin puedes encontrar su autor, número de instalaciones, opiniones, cuando ha sido actualizado por última vez y la versión de WordPress compatible.
  • Autor: si el autor tiene sólo un plugin o tiene un amplio catálogo de plugins. Si es un desarrollador desconocido, o hay un equipo o una empresa detrás de su desarrollo.
  • Número de instalaciones activas: que un plugin tenga más de un millón de instalaciones activas es síntoma de que es un buen desarrollo. Así que en este punto, guíate por la teoría del bar lleno, bar vacío y huye de aquellos plugins que tengan pocas instalaciones activas.
  • Actualizaciones: cuando fue la última vez que se actualizó. Los plugins que se actualizan al ritmo de WordPress, suelen tener actualizaciones todos los meses. Por lo tanto, no instales plugins que lleven más de un año sin actualizar.
  • Compatible con: revisa con qué versión de WordPress ha declarado el desarrollador que es compatible el plugin. Si el plugin es compatible con la última versión de WordPress es síntoma de que el plugin está actualizado y libre de vulnerabilidades.

Resumiendo…

Hoy hemos hecho una aproximación a los plugins de WordPress. Hemos visto en qué consisten, cómo instalarlos en tu web y como manejarlos dentro de tu instalación de WordPress. También hemos visto las consideraciones que debes tener al usarlos. Ya que los plugins pueden afectar al rendimiento de tu web, así que úsalos con responsabilidad… ¡cómo los medicamentos!

Pero ahora ya puedes aumentar las funciones de tu web, de forma fácil y cómoda. Tan sólo te queda por investigar que plugin usar en cada caso… pero eso ya daría para múltiples entradas. Eso sí, te animo a que instales WordPress en tu equipo. Y así, vayas experimentando con aquellos plugins que creas conveniente, antes de instalarlos en tu web en producción. Y si tienes alguna duda, o quieres saber qué plugin te puede servir para una funcionalidad concreta, no dudes en preguntarme. Porque como ya te dije antes… llevo mucho, mucho, mucho tiempo probando todo tipo de plugins. 😉

 

¿Quieres mejorar tu WordPress?

Accede a mi directorio de herramientas (actualmente tienes disponibles 1165 herramientas) y haz que tu proyecto suba de nivel de forma fácil y rápida.

Acceder

¿Olvidaste tu contraseña?