Si millones de personas utilizan Google cada día para encontrar contenido e información relevante en Internet, tiene sentido que quieras que tus productos o servicios se puedan encontrar en Google ¿no?

Que es el SEO o posicionamiento en buscadores

Los motores de búsqueda como Google son los canales a través de los cuales se realizan todas estas búsquedas. Google utiliza un algoritmo para determinar los resultados que muestra para cada búsqueda. Por lo que determinar qué factores tiene en cuenta este algoritmo de Google y de otros buscadores ha llevado a una práctica conocida como optimización para motores de búsqueda o Search Engine Optimization (SEO).

Por lo tanto, el SEO es la práctica de optimizar una página web para alcanzar la posición más alta posible en las páginas de resultados de Google (o de cualquier otro buscador). Normalmente nos referimos a Google por ser el buscador con mayor penetración de uso en nuestro país.

Para ordenar los resultados de búsqueda que Google muestra cuando haces una búsqueda, utiliza más de 200 factores diferentes en su algoritmo. Con ellos determina la relevancia de los resultados y elabora el ranking.

Por último, el SEO se puede dividir en dos campos muy distintos: El White Hat SEO y el Black Hat SEO.

  • El Black Hat SEO trata de jugar y ‘engañar’ a los motores de búsqueda. Por tanto, se usan técnicas dudosas para lograr posiciones más altas. Pero cuando se detectan las páginas web que siguen estas prácticas, son puestas automáticamente en la lista negra de los buscadores con el perjuicio a medio y largo plazo que puede suponer.
  • El White Hat SEO se refiere a trabajar dentro de los parámetros establecidos por Google para optimizar tu sitio web para una mejor experiencia del usuario. En general, los motores de búsqueda siempre quieren enviar a sus usuarios al sitio web que mejor se adapte a sus expectativas de búsqueda. Por lo que el White hat SEO siempre debe garantizar que los usuarios pueden encontrar lo que están buscando.

Entendiendo el SEO

Google siempre quiere ayudar a sus usuarios a encontrar lo que buscan. Para asegurarse de que coloca delante los mejores resultados, busca señales referentes a:

  • Popularidad
  • Autoridad
  • Relevancia
  • Confianza
  • Importancia

Así que el SEO, también llamado posicionamiento orgánico o natural, implica la optimización de tu web para lograr la posición más alta en Google en función de las frases clave que utilicen los usuarios en sus búsquedas. Del mismo modo, las técnicas que utilices para optimizar tu web en Google también te ayudarán a posicionar mejor en el resto de buscadores.

Una vez que tenemos claro en qué consiste el SEO, vamos a ver sus dos estrategias principales:

  • El SEO on page se logra haciendo cambios en el código HTML, el contenido y la estructura de tu sitio web, para hacerla más accesible a los motores de búsqueda y, por supuesto, más fácil de encontrar para tus usuarios.
  • El SEO off page generalmente se centra en la construcción de enlaces hacia tu página web, y se desarrolla con actividades como las redes sociales y la gestión de tu reputación digital.

Cómo ves, el SEO es una forma muy eficaz de generar nuevas oportunidades de negocio para tu proyecto online. Es un proceso continuo y una forma de pensar, a medio y largo plazo, sobre cómo Google ve tu sitio web y cómo tus usuarios usan los motores de búsqueda para encontrarte. Al final, sólo se trata de comprender la psicología de la búsqueda, simplemente. 😉

Y aunque la optimización SEO es una práctica bastante técnica, se divide fácilmente en las siguientes cinco áreas:

  • Una estructura del sitio web ‘amigable’ para Google
  • Una lista bien documentada de frases clave
  • Un contenido optimizado para alinearse con las frases clave
  • La popularidad de cada enlace
  • Las perspectivas del usuario

Estructura del sitio web ‘amigable’ para Google

Los motores de búsqueda en general, y Google en particular, encuentran dos tipos de obstáculos para posicionar los distintos sitio web:

  • Requisitos técnicos que impiden que el bot del motor de búsqueda acceda al contenido.
  • Una competencia fuerte por parte tus competidores donde todos quieren posicionar lo más alto posible.

Para asegurarte de que Google puede acceder a tu contenido, debes eliminar todas las barreras técnicas posibles. Por lo tanto, debes seguir las mejores prácticas en desarrollo y diseño web. Y además, asegurarte de que hay enlaces directos a cada página que desees que Google indexe. Las páginas más importantes deben ser accesibles directamente desde la página principal de tu sitio web.

Como ya puedes suponer, la arquitectura de la información, o cómo el contenido está planeado y presentado en tu página web tiene implicación directa en la usabilidad y el posicionamiento SEO.

Por otra parte, si todavía tiene una página web hecha con Flash ¡ya estás tardando en cambiarla! ¡Son invisibles para los motores de búsqueda! En su lugar, utiliza un CMS como WordPress que te proporciona una interactividad y un aspecto visual similares, pero al mismo tiempo facilita que el contenido sea rastreable por Google.

Una lista bien documentada de frases clave

¿Cómo empezar a construir tu lista de frases clave? Seguro que ya llevas un rato pensándolo. Pues bien, sólo requiere pensar e investigar un poco, utilizando las herramientas disponibles para ayudarte a crecer y afinar tu lista de palabras clave.

Las frases clave son la esencia misma del proceso búsqueda. Cuando un usuario introduce una consulta en Google, él o ella utiliza las palabras que él o ella piensa que son relevantes para su búsqueda. Google devuelve las páginas que considera más relevantes para las palabras utilizadas por el usuario y, cada vez más, también para el significado implícito de la búsqueda.

Debido a esto, es vital que implementes las palabras clave que probablemente sean las utilizadas por tus usuarios en sus búsquedas. Tu sitio web debe aparecer cuando tus clientes potenciales te están buscando. Una gran parte de la investigación de palabras clave es la comprensión de la psicología de búsqueda. Cuando construyas tus listas de frases clave, debes aprovechar el proceso mental que se realiza ante un buscador. Y así reunir la combinación de palabras clave correcta para apuntar tu contenido hacia ellas.

Cuatro variables a considerar cuando eliges una palabra clave

Volumen de búsqueda
¿Cuántos usuarios están usando esa frase clave para encontrar lo que quieren?

Competencia
¿Cuántos sitios web están dirigidos a esa misma frase clave?

Ayuda a la conversión
¿Cuál es la probabilidad de que el usuario que utiliza esa frase clave va a convertir en tu web? Una conversión es una acción que quieres que realice el visitante de tu sitio web. Rellenar un formulario de contacto, suscribirse a la newsletter o realizar una compra serían ejemplos de conversión. Por lo tanto, la relevancia del contenido de tu página con el término de búsqueda seleccionado por el usuario es vital.

Valor por lead
¿Cuál es el valor medio de cada visita atraída por esa palabra clave? Dependiendo de la naturaleza de tu proyecto, el valor del lead varía.

Un contenido optimizado para alinearse con las frases clave

Una vez que has seleccionado las palabras y frases clave, debes garantizar que tu sitio contenga contenido para orientarlas. Debes asegurarse de que el contenido está debidamente estructurado y es relevante. El contenido es la parte más importante de tu sitio web. Por lo que debes crear contenido relevante dirigido a cada frase clave seleccionada.

El contenido tiene las siguiente funciones a desempeñar en tu web:

  • Proporcionar información a tus visitantes.
  • Comprometerse con ellos.
  • Convencerlos de que hagan lo que quieras.

Del mismo modo, el contenido también debe enviar las señales de relevancia adecuadas para los motores de búsqueda. Así que cada página debe ser optimizada para una frase clave concreta.

La popularidad de cada enlace

Los enlaces son una parte vital de cómo funciona Internet. El propósito de un enlace es permitir que un usuario pase de una página web a otra. Los motores de búsqueda hacen todo lo posible para imitar el comportamiento de los humanos, por lo que también siguen los enlaces.

Además, los enlaces son una forma de validar la relevancia de un sitio web. Cuando una página enlaza con otra, es como si esa página votara o confirmara la página de destino. Generalmente, cuanto más votos recibe tu sitio web, más confianza recibe, más importante se considera. Y por tanto mejor se clasificará en los motores de búsqueda. Así de fácil.

Las perspectivas del usuario

Google quiere que sus resultados sean muy relevantes para sus usuarios, para asegurarse de que éstos continúen regresando al motor de búsqueda para futuras búsquedas. ¿Y cuál es la mejor manera de establecer lo que es relevante para los usuarios? ¡Mirando cómo utilizan tu web!

Los datos de tus usuarios son la forma más efectiva de juzgar la verdadera relevancia y el valor de tu sitio web. Por ejemplo, si los usuarios llegan a tu web y salen inmediatamente, lo más probable es que el contenido no fuera relevante para su consulta. Sin embargo, si un usuario visita repetidamente tu sitio web y pasa mucho tiempo allí, el contenido es probablemente muy relevante. Cuando se trata de motores de búsqueda, sitios relevantes y valiosos son posicionados, y los sitios irrelevantes son penalizados.

¿Qué NO es SEO?

Como ya hemos visto, el Black hat SEO se refiere a las prácticas que tratan de jugar con los motores de búsqueda. Si Google descubre un sitio web que utiliza prácticas poco éticas para lograr mejor posicionamiento, es probable que elimine ese sitio web de su índice.

Google ha proporcionado la siguiente lista de las cosas que no debes hacer:

  • Evitar el texto o enlaces ocultos.
  • No utilices el cloacking o las redirecciones disimuladas.
  • No envíes consultas automáticas a Google.
  • Si no cargas las páginas con palabras clave que no sean relevantes al contenido, mejor.
  • No crees distintas páginas, subdominios o dominios con contenido mayoritariamente duplicado.
  • Tampoco utilices páginas que incluyan comportamientos maliciosos como phishing o que instalen virus, troyanos u otro tipo de malware.
  • Evita las páginas de «puerta» creadas sólo para los motores de búsqueda u otros enfoques de «cortador de galletas.
  • Rehuye de las granjas de enlace y céntrate en atraer enlaces valiosos por la calidad de tu contenido.

Diseña tu sitio web para que tus usuarios tengan un contenido y una experiencia agradable. Y no trates de engañar a los motores de búsqueda, ya que sólo será cuestión de tiempo antes de que descubran tus técnicas Black hat.

Resumiendo…

Hemos visto una primera aproximación a qué es y que no es el SEO. Como te habrás dado cuenta, el SEO está relacionado completamente con la metodología Inbound Marketing y el marketing de contenidos. Además, es un proceso que se debe realizar constantemente para que de resultados a medio y largo plazo.

Así que si alguien te dice de posicionar tu web en Google rápidamente, una de dos: o no es SEO lo que te está ofreciendo y te está engañando. O te está vendiendo la moto de que el SEO es la panacea que posiciona tu web en pocos días. El SEO es un proceso lento en el que intervienen numerosas variables que se deben cuidar en cada contenido generado y que iremos viendo en sucesivos posts. Por lo tanto, si quieres aprender más acerca de cómo posicionar tu proyecto permanece atento… y si necesitas ayuda para hacerlo o necesitas empezar cuanto antes, ya sabes que puedes contar conmigo para ayudarte a lograr el posicionamiento que buscas. ¿Estás preparado? ¡Nos vemos! 😉

 

¿Te apetece recibir un pequeño correo electrónico semanal con recomendaciones, tips o enlaces interesantes?

Sí, pues sólo tienes que regístrate a continuación… Cada domingo, envío un correo electrónico con algunas ideas, citas y enlaces a los artículos, podcasts, o libros que revisé esa semana.

¿Olvidaste tu contraseña?